Acoge museo Martin-Gropius-Bau muestra de Harald Schmitt La exposición fotográfica refiere a la caída del socialismo

El museo de Berlín Martin-Gropius-Bau acoge hasta mediados de diciembre la exposición “Harald Schmitt, segundos para la historia”, donde se pueden contemplar las fotografías del reportero gráfico sobre el ocaso del socialismo de Estado.

A través de 130 imágenes tomadas por el reconocido artista de la lente alemán de la publicación germana “Stern”, la exposición documenta las revoluciones populares que desembocaron en la caída de la Cortina de Hierro.

La muestra se centra en temas políticos y sociales. La mayoría de las fotografías que se pueden contemplar en la exposición fueron tomadas en la desaparecida República Democrática Alemana (RDA), en la ex Unión Soviética, en la antigua Checoslovaquia, Polonia, Letonia, Lituania y China.

Las imágenes de los cambios radicales que tuvieron lugar durante la época del Telón de Acero contaban con gran demanda en Occidente, pero eran difíciles de obtener.

El término de la Cortina de Hierro fue popularizado por el ex primer ministro británico, Winston Churchill, para referirse a la frontera no sólo física, sino también ideológica, que separaba a los países que tras la Segunda Guerra Mundial habían quedado bajo la influencia militar, política y económica de la Unión Soviética, de los países occidentales regidos por democracias capitalistas.

De esta manera, hasta la década de los 80 del siglo XX, los países de Europa del Este parecían un bloque monolítico. A finales de esa época se produjeron levantamientos en diferentes escenarios que acabaron por erosionar todo el bloque oriental.

Harald Schmitt - Lenin, caido del pedestal. Vilnius, Lituania 15-9-1991

Harald Schmitt - Lenin, caido del pedestal. Vilnius, Lituania 15-9-1991

Harald Schmitt, galardonado seis veces con el premio de fotoperiodismo, World Press Photo, fue uno de los encargados de reflejar cómo la supremacía de la Unión Soviética dio paso a esas protestas sociales que se extendieron por los distintos Estados satélite de la Unión Soviética.

El reportero gráfico de 61 años de edad fue enviado como corresponsal de la publicación alemana “Die Stern” a la RDA (la hoy desaparecida República Democrática de Alemania) en 1977.

Residió seis años en el este de Berlín como fotógrafo acreditado y fue vigilado por la policía secreta de la RDA, la STASI, durante los años que pasó en el lado oriental.

En esa época le tocó acompañar a Erich Honecker, jefe de Estado en la RDA entre 1976 y 1989, en sus viajes por Japón y Zambia. Durante ese tiempo también aprovechó para realizar reportajes sobre diferentes países socialistas como Letonia, Lituania, Polonia, Checoslovaquia y la propia URSS. Las imágenes de esos años reflejan una época de cambio y de lucha contra el sistema establecido. En 1983, el gobierno de la RDA le denegó la renovación del visado necesario para permanecer en el lado del este de Alemania.

“Las fotografías de Schmitt de hombres y mujeres que vivían en el socialismo de Estado y en los escenarios de la eclosión dejan percibir las grandes transformaciones de aquella época. El reportero supo retener cada uno de los segundos que pasarían a la historia”, explicaron los organizadores de la exposición durante su inauguración.

Fue testigo de importantes acontecimientos como la lucha del sindicato Solidaridad, primer sindicato independiente del bloque soviético fundado por Lech Walesa (Premio Nobel de la Paz en 1983 y presidente de Polonia entre 1990 y 1995).

También recogió con su cámara imágenes del discurso político de Vaclav Havel, líder del grupo opositor “Foro Cívico” en la entonces Checoslovaquia, donde animaba al pueblo a levantarse contra el poder, dentro de la conocida como “Revolución de terciopelo de Praga”, que fue el movimiento pacífico por el cual el partido comunista de Checoslovaquia perdió el monopolio del poder político.

Las imágenes que se muestran al público en la exposición están acompañadas de textos escritos por Peter Sandmeyer, redactor de “Stern”, encargado de analizar los contextos históricos y narrar las historias ilustradas por las fotografías.