Abre MAM muestras fotográficas con la historia de la imagen en México

Las exposiciones fotográficas “La Colección: diálogos fotográficos. Nuevas adquisiciones y donaciones” y “Presuntos culpables”, las cuales hacen referencia a la historia de la imagen en México, desde antaño hasta la actualidad, serán inauguradas este viernes en el Museo de Arte Moderno (MAM).

La primera de ellas estará abierta al público a partir de mañana y hasta el 2 de agosto, mostrando un recorrido en torno a los lenguajes de la imagen y al sentido de la fotografía, durante diversas épocas en el país.

La segunda, del 3 al 5 de abril, aborda el trabajo de artistas contemporáneos interesados en la actualidad social, los cuales exploran en los temas de encierro y prisión.

“La Colección: diálogos fotográficos. Nuevas adquisiciones y donaciones” muestra obras del fondo adquirido a Manuel Alvarez Bravo en 1973, con más de 400 imágenes de su autoría, así como de la donación de su colección personal de fotografía de los siglos XIX y XX.

Destacan imágenes clásicas de las primeras vanguardias, otras de la modernidad tardía, algunas del fotoperiodismo del tercer cuarto del siglo XX y también fotografía documental, fotoensayo y fotonovela, así como obra de fotógrafos de las últimas tres décadas, interesados en la imagen como construcción estética.

La muestra, cuya curaduría está a cargo de Iñaki Herranz y Javier Espino, está dividida en los núcleos “El lenguaje de las formas puras”, “La imagen manipulada”, “El retrato como acto simbólico”, “La eterna reinvenciàn del paisaje”, “El fotoensayo” y “La sublimación de lo fortuito”.

Por otra parte, “Presuntos culpables” está a cargo de las curadoras Josefa Ortega y Mireida Velázquez e incluye registros documentales de cineastas, investigadores y artistas que han desarrollado proyectos desde diferentes perspectivas con internos de centros penitenciarios.

En ésta se exhiben los trabajos de Guadalupe Miranda, Roberto Hernández, Laboratorio Expresión Independiente y Naomi Rincón-Gallardo, quienes plantean un cuestionamiento hacia lo que niega la invisibilidad representada por el espacio carcelario y el modelo social que sustenta su práctica.